Sabiendo que los incendios forestales son producto del fallo multiorgánico que se está dando en el mundo rural (despoblación, desaparición de oficios tradicionales ligados a la tierra, ausencia de una adecuada gestión de montes, disminución de la ganadería extensiva, etc), tenemos parte de la solución en nuestras manos si queremos prevenir y/o minimizar la magnitud de los incendios que están por llegar. Esta solución no requiere de grandes inversiones de dinero público, sólo pasa por facilitar las condiciones necesarias para que la Ganadería Extensiva vuelva a nuestros montes.